miércoles, 30 de julio de 2014

Sabe rico:


"Esta vez se trata de mi dormitorio. Todo depende aquí del color, y de sugerir las ideas de reposo o sueño, dando, a través de una simplificación, mayor vastedad al conjunto. la visión del cuadro debe proporcionar sosiego a la mente, o por mejor decir, a la imaginación. Las paredes son de un tono violado, y las sillas de un amarillo de mantequilla fresca; las sábanas y almohada , de un verde claro, de limón; el cubrecama, rojo escarlata; la ventana, verde; la mesa donde están colocadas las cosas con que me lavo, anaranjada; la jofaina, azul; la puerta, lila..."
Van Gogh, carta a Théo, 1888

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada